Libro: Metafísica de los tubos de Amélie Nothomb - Cité de libro

Lo último

Post Top Ad

samedi 23 novembre 2019

Libro: Metafísica de los tubos de Amélie Nothomb

El libro Métaphisyque des tubes (Metafísica de los tubos) de la escritora belga Amélie Nothomb, es una novela autobiográfica de sus tres primeros años de la autora durante su estadía en Japón.

Muy agradablemente me impactó mucho el estilo de su narración de principio a fin. Me agradó mucho la forma como argumenta sus posiciones de los europeos frente a los japones y asiáticos y, viceversa.

El "Dios tubo", es una niña que no pasa los tres años, que no tiene la noción del tiempo, tampoco es una niña que sorprende a sus padres con sus primeros pasos, movimientos, expresiones, etc. Si no todo lo contrario, es como una legumbre.

Cuando nos enfrentamos frente a una persona, generalmente damos nuestras impresiones sobre su mirada, mas no en otros aspectos.

“Los ojos de los seres vivientes poseen la más sorprendente de las propiedades: la mirada. No hay más singular. No decimos las orejas de las criaturas que ellas tienen una "escuchada", ni de sus fosas nasales que ellas tienen una "sentirada" o una "respirada".

¿Qué es la mirada? Es inexpresable. Ninguna letra no puede aproximar su esencia extraña. Sin embargo, la mirada existe. Incluso hay pocas realidades que existen a tal punto.

¿Cuál es la diferencia entre los ojos que tienen una mirada y los ojos que no lo tienen? Esta diferencia tiene un nombre: Es la vida. La vida comienza allí donde comienza la mirada.
Dios no tenía la mirada”.[1]

Este Dios de padres belgas, instalados en Japón era un bebe fuera de la norma convencional. Amélie nos cuenta su vida, sus reflexiones con un estilo ameno y divertido.

“La mirada es una elección. Aquel que mira decide fijarse en tal cosa y, por lo tanto, necesariamente excluir de su atención el resto de su campo de visión. Así es como la mirada, que es la esencia de la vida, es ante todo un rechazo.
Vivir significa rechazar. Quien acepta todo no vive más que el orificio del fregadero”[2].

Los aspectos trágicos y experiencias que no despiertan ninguna emoción, drásticamente se ven convulsionado al experimentar el placer, gracias al chocolate belga que su abuela le llevó en su primera visita. “Sin mí, este chocolate es un bloque de nada. Pero lo metemos en mi boca y se convierte en placer. Él me necesita”[3].
De pronto, la pequeña empieza a hablar, pero no en francés (la lengua de sus padres), sino en japones, gracias a la empleada de la casa.

Métaphisyque des tubes me hizo pasar un grato momento durante mi lectura, es un libro de una gran inteligencia.

“Existe desde hace mucho tiempo una inmensa secta de imbéciles que oponen sensualidad e inteligencia. Es un círculo vicioso: ellos se privan de voluptuosidad para exaltar sus capacidades intelectuales, lo que resulta en su empobrecimiento. Se vuelven cada vez más estúpidos, lo que los refuerza en su convicción de ser brillantes - porque no se ha inventado nada mejor que la estupidez para creerse inteligente”[4]

Gratamente sorprendido por la calidad de este libro, les recomiendo. Seguro que va impactarles y agradarles.

___________________
[1] p.6
[2] p.17
[3] p.31
[4] p.33-34

Amélie Nothomb, Métaphisyque des tubes, éditions Albin Michel, 200, 157 pag.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Post Top Ad